Inicio Todos al Teatro

Fundación Luksic

Fiebre

Todos al Teatro

Clásicos del Teatro para los estudiantes

  • Otelo

Biografía del Autor

William Shakespeare

Es muy impreciso todo cuanto rodea la vida y obra de Shakespeare. Hay muy pocas certezas y de difícil comprobación. Todo a su alrededor es bastante misterioso. Los hechos comprobables de su existencia son los menos. Lo que sí se puede afirmar es que fue bautizado en Stratford-upon-Avon, Warwickshire, el 26 de abril de 1564, por lo que se supone habría nacido algunos días o una semana antes y que murió el 23 de abril de 1616, poco antes de cumplir los 52 años, dejando una producción copiosa en la que destacan Otelo, Hamlet, Romeo y Julieta, Sueño de una Noche de Verano, Julio César y los Sonetos. 

Este ilustre poeta y dramaturgo inglés nació en Stratford de Avon, condado de Warwick, el 23 de abril de 1564, siendo bautizado tres días después. En el registro de la parroquia consta como Gulielmus, filius Johannis Shakspeare, apellido con que de ordinario firmaba en vez de Shakespeare, que es con el que se le ha conoció desde que, erróneamente, se ofrecieron con este nombre las primeras ediciones de las obras de este gran escritor. 

Su madre fue Mary Arden y su padre John Shakspeare, uno de los hombres más ricos de Stratford, quien al poco tiempo de nacer William, recibió el nombramiento de primer magistrado de la ciudad y un título nobiliario. 

A pesar de que el padre no sabía leer ni escribir parece probable que Shakespeare haya recibido una buena educación en la Grammar School de Stratford, saliendo de ella a los catorce años, al perder su padre gran parte de su fortuna por asuntos de comercio ilegal de lana, y ser apresado por deudas. Se vio, pues, en la dura necesidad de ganarse la vida y, según algunos, fue maestro rural y pasante de abogado. 

Cuando tenía sólo dieciocho años, se vio obligado a casarse con Anne Hathaway, quien tenía ocho años más que él; a los cinco meses de la boda nació su hija Susana, y al año siguiente dos gemelos, un niño y una niña; de ellos solo Judit sobrevivió al poeta, pues el hijo Hamnet murió en 1599. 
En 1585, Shakespeare huye del carácter de su esposa hacia Londres, primero uniéndose como actor y luego, como autor a la compañía de teatro Blackfriars. 

Tres años más tarde ya era copropietario del teatro y, aunque no existen registros, se supone que obtuvo el dinero al arreglar y modernizar la casi totalidad de las antiguas piezas teatrales que constituían el repertorio del Blackfriars, a las que William les dio nuevos aires. Ejemplos de estos arreglos son Enrique IV, La fierecilla domada y Romeo y Julieta. 

A fines del 1500, tal era el éxito de Shakespeare que la reina Isabel lo llamó a Palacio en varias ocasiones, como también lo llamaría Jacobo I. En 1598, ya era considerado como “delicia, alma y maravilla de su siglo, señor de la escena, Plauto y Séneca de Inglaterra”. 

Con la gloria vino la fortuna tanto para él como para sus compañeros, trasladándose como copropietario al lujoso teatro El Globo, manteniendo las funciones en el Blackfriars durante los inviernos.Gracias a esta fortuna, en 1597 compró la mejor casa en Stratford, instalando a su padre, mujer e hijos allí. Así, el poeta pudo disfrutar de su posición hasta que en 1599 murió su hijo Hamnet, en 
1601 su padre, y en 1607 fallecerían su hermano menor y su madre. 

Es por esta época que empiezan a aparecer en sus obras personajes más siniestros, furibundos y melancólicos como Hamlet, El rey Lear, Macbeth y Otelo. 

El 29 de junio de 1613 ardió por completo el teatro El Globo, poniendo fin a la carrera de Shakespeare como autor, pues se cree que se quemaron todos sus manuscritos, incluyendo la comedia Cardenio, inspirada en un capítulo de Don Quijote de la Mancha. 

Luego de este lamentable suceso se trasladaría a su residencia de Stratford a disfrutar de su fortuna y fama, rodeado de nietos, en casa de su hija Susanna. El 25 de marzo de 1616, Shakespeare se sintió enfermo, y adivinando que se acercaba su fin,redactó de propia mano su testamento, en el que instituyó como heredera universal a su hija Susana, y dejando pequeñas partes para su esposa, su otra hija y no pocos camaradas del teatro. 

El 23 de abril de 1616 moría el gran dramaturgo y poeta, siendo enterrado sin grandes pompas. Ese mismo día fallecía el gran escritor español Miguel de Cervantes y Saavedra. 

Los restos de Shakespeare reposan en la iglesia de Stratford con un inscripción en la lápida que se atribuye al propio autor: “Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar el polvo aquí encerrado. Bendito sea el hombre que respete estas piedras, y maldito el que remueva mis huesos.” 

Un famoso crítico y biógrafo francés divide los veinticinco años de producción dramática de Shakespeare en cuatro periodos, que denomina con gran justeza: periodo de aprendizaje (1588- 
1596), de madurez (1596-1601), de los dramas siniestros (1601-1608) y de optimismo (1608- 1612). 

Alguna de sus numerosas obras son: Enrique IV (1592), El Sueño de una noche de verano (1593), Romeo y Julieta (1593), El Mercader de Venecia (1597), Hamlet (1597), Noche de Reyes (1599), El Rey Lear (1604), Macbeth (1606), Julio César (1607) y Sonetos (1609).

warning

Debe iniciar sesión para poder realizar la reserva.